Translate

miércoles, 13 de marzo de 2013


CALZADA ROMANA DEL ESLA. VÍA ROMANA DE LA CONQUISTA . VÍA SALIAMICA


Eutimio Martino-Siro Sanz

El año 26 antes de Cristo, el emperador Augusto ataca Cantabria por tres vías: la del Pisuerga, el Carrión y  Cea-Esla.
Esta del Esla separaba a los cántabros de los astures (Astura- Esla). Por Cistierna junto a Peñacorada, mojón suroeste de la Cantabria histórica, entraba a la garganta que conduce a Valdeburón y Tierra de la Reina. Se conservan algunos tramos que destacan por la dificultad del terreno y la magnitud de la calzada en los tramos del Pajar del Diablo (Villayandre), el Escobio de Remanganes (Crémenes) y San Roque (Las Salas). En el año 973 se la denomina como Vía Saliamica, en su tramo superior del Pontón. Salia es el nombre prerromano para corriente de agua, por lo tanto es la Vía del Río y, así la nombraron los que aun no hablaban latín.
Desde Cistierna, en su avance al Norte pasa al pie de castros prerromanos: Vegamediana, S. Pedro, Verdiago, Valdoré, Argovejo, Las Salas, Riaño, Corona de Escaro.
La obra que observamos desborda el esquema de Vitrubio que, en el Libro VII del Tratado de Arquitectura, capítulo I, describía la construcción de pavimentos urbanos de basílicas y templos mediante cuatro capas, sistema de construcción que más tarde sería extrapolado a vías y calzadas con demasiada ligereza.
Una nota elocuente que nos remite a su origen romano, consiste en que su trazado se acerca demasiado al nivel de la corriente, sin prever las frecuentes crecidas en una cuenca de montaña tan dilatada. Jamás los naturales hubiesen admitido ese trazado. De hecho, con frecuencia, la carretería tradicional de los montañeses a la meseta en busca de trigo y vino, se veía obligada a desviarse por el puerto del Pando (Prioro y valle del Cea) a causa de la inundación de la vía en: Huelde, Las Salas y Valdoré. La calzada se hizo en el tiempo de campaña, "cuando los reyes van a la guerra", de abril a octubre.
En el siglo X, recién despejada la zona de la ocupación musulmana ya figura en Aleje un ramal de la calzada como “carraria antiqua”.
En el ámbito de la Montaña Oriental Leonesa, sometida hasta los años 60 del siglo XX a un régimen económico agro pastoril de pura subsistencia, una obra de tales características y envergadura, ni técnica, ni económica, ni humanamente se puede atribuir a los naturales. (Información detallada en la Huella de las Legiones. MARTINO-SIRO. Cuaderno de Campo 3)

Tramo de la vía del Esla en Crémenes. (Foto Siro Sanz)
Muros de la vía en el Pajar del Diablo entre Villayandre y Valdoré. (Foto Siro Sanz)

Uno de los tramos más espectaculares sobre la vega de Crémenes. (Foto Siro Sanz)

Lagarto ocelado, superficialmente romanizado, asoma por los recovecos de la vetusta calzada en Crémenes. (Foto Siro Sanz)

2 comentarios:

  1. Por si es de su interés, hemos publicado en la Lista Roja del Patrimonio de Hispania Nostra, la Calzada romana del Esla, con referencia a su blog.

    http://www.hispanianostra.org/lista-roja/Calzada_romana_del_Esla

    ResponderEliminar
  2. El Padre Martino y un servidor se lo agradecemos inmensamente. Esperemos que los políticos locales la tengan un poco más en cuenta y vean en ella el eje vertebrador del turismo en al Alto Esla, ese turismo que busca paisaje y patrimonio histórico bien integrado. Algunas de las agresiones a la misma en los últimos 15 años no hubiesen ocurrido si los que tienen la potestad en el tema fuesen un poco más sensibles al patrimonio local.
    Salud y paz a todos los que se duelen por el patrimonio olvidado de las montañas de la vieja Cantabria.

    ResponderEliminar