Translate

viernes, 29 de noviembre de 2019

Ruta de los retablos platerescos: el patrimonio como reclamo y palanca de desarrollo territorial

Canal Patrimonio: Maximiliano Barrios

En torno a las estribaciones de la montaña leonesa, la ribera del río Cea, parte de la del Esla y la Tierra de Campos de León, se agrupan una serie de iglesias con un denominador común, la presencia de un conjunto de retablos platerescos nacidos en el siglo XVI que conforman una atrayente muestra de este estilo artístico.


Corría el año 2012 cuando Ramón de Poza preocupado por el estado del retablo de la iglesia de su pueblo, San Julián y Santa Basilisa en Valdavida (León), pidió ayuda al obispado para su restauración, pero no sería hasta finales de 2013, momento en el que el templo pasó a engrosar la Lista Roja del Patrimonio elaborada por la asociación Hispania Nostra cuando se decidió afrontar su restauración. A día de hoy continúa la intervención en el retablo, pero la acción sirvió de punto de partida para que surgiera la idea de explotar el rico valor del resto de retablos de los pueblos cercanos con la misma tipología. El historiador Siro Sanz elaboró un informe donde se desgranaban los valores culturales y paisajísticos de la comarca destacando el interés de los retablos platerescos. Se aunaron esfuerzos y un grupo de entusiastas ha puesto en marcha recientemente en el este de la provincia de León un interesante itinerario cultural: “Ruta de los Retablos Platerescos”, para ello se ha contado con el apoyo de ayuntamientos, grupos de acción local, obispado y diputación. 

Un camino con nueve paradas clave

Nueve iglesias de otros tantos pueblos forman el recorrido: Vallecillo, Gordaliza del Pino, Sahagún, Joara, Celada de Cea, Valdescapa, Villaselán, Valdavida, Cistierna y Yugueros, muchos de sus retablos han sido restaurados recientemente como en Vallecillo o Valdescapa, otros como el de Valdavida, lo están siendo actualmente; pero todos conservan piezas de una gran calidad tanto en las tablas pintadas como en las esculturas que ocupan sus hornacinas, áticos y predelas.  Este movimiento vecinal pretende que el valor patrimonial de esta ruta sirva como palanca de desarrollo del territorio y la visita a los retablos no sólo se quede ahí, sino que también se puedan disfrutar de los otros recursos culturales y naturales que atesora la zona.
 
Iglesia y retablo de Vallecillo después de su restauración. Fotos (Maximiliano Barrios)
Los promotores de tan loable iniciativa; ojala cunda el ejemplo. Fotos: (Maximiliano Barrios)

viernes, 22 de noviembre de 2019

INSTITUTO BÍBLICO Y ORIENTAL SEDE DE CISTIERNA CONFERENCIA: EL CRISTIANISMO EN LOS SIGLOS I-IV. PERSECUCIÓN Y TRIUNFO

Los raíles por los que circula la cultura occidental son Grecia y Roma. Dos pueblos que han aportado a la humanidad conceptos tan importantes como la democracia y el derecho pero que mostraban una carencia casi absoluta de protección y empatía hacia los más débiles de aquellas sociedades. Durante los siglos I-IV el cristianismo aportará al imperio romano una moral que dignifica la vida de los niños, las mujeres y los esclavos. Siglos de subversión de los valores morales y sociedad pagana. Siglos también de persecución pero de constante expansión por todos los rincones del imperio. La protección, dignificación  de las mujeres, de la infancia, de los pobres, huérfanos viudas y esclavos, el negarse a que todo fluya y nada nos afecte preconizado entonces por los estoicos y ahora por las actuales sectas y filosofías de la Nueva Era engolfadas en sus egoistas nirvanas, convirtieron poco a poco el cristianismo en la religión más atrayente del imperio romano preparando el triunfo definitivo en el siglo IV.

viernes, 26 de julio de 2019

LA RUTA VADINIENSE A SU PASO POR CRÉMENES: DESIDIA DE UN AYUNTAMIENTO POR EL QUE PASA UN ANTIGUO CAMINO A SANTIAGO



La semana pasada del 15 al 20 recorrían el camino Vadiniense en dirección a Santo Toribio de Liébana la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Navarra, cincuenta y cinco personas que durante tres días se alojaron en el Hotel El Cruce de Cistierna donde tenían al menos dos comidas diarias y la pernocta.  Caminaban por la mañana en etapas de unos 17 km acompañados desde Villacidayo hasta Riaño por dos esforzados miembros de la Asociación Ruta Vadiniense de Cistierna: Goyo y Felix.  Nos ponderaban los navarros  la calidad del hotel cisterniego, la hospitalidad y buena acogida de los leoneses y la belleza del camino entre choperas y verdes prados de la vega del Esla, en contraste con el otro que discurre por el sarraceno secarral meseteño de Castilla la Vieja. En el Puente de Mercadillo (Sorriba del Esla) impresionados por la cordillera que se vislumbra tras la mole de Peñacorada y Pico Moro se les explicó que iniciaban los tramos más señeros de la Ruta Vadiniense por las asperezas de nuestros montes. No se limitaron los peregrinos a caminar, las tardes se ocuparon en visitas culturales al Museo del Ferroviario de Cistierna (magníficamente presentado por su guía oficial); Museo de la Siderurgia de Sabero y Museo Etnográfico de Riaño (enhorabuena a los tres museos) con un paseo en barco por los “fiordos riañeses” (caro el billete; deben pensar que son los fiordos noruegos). En Riaño pernoctaron de nuevo antes de traspasar la cordillera por Remoña. Poco a poco el camino Vadiniense es más frecuentado y escogido por peregrinos que buscan alternativas al Camino Francés. Es un turismo que debe ser mimado en orden a: revitalizar la maltrecha economía montañesa; el conocimiento de  nuestra tierra; gastronomía; cultura, espiritualidad. La Asociación Ruta Vadiniense de Cistierna hace lo que puede y más de lo que puede en difundir, señalizar, panelizar y en algunos casos acompañar a estos grupos cada día más numerosos de peregrinos que apoyan la única industria autóctona que existe por sí misma: el Turismo. Por eso reclamamos a las autoridades concejiles atención en aspectos a los cuales nos es imposible llegar, uno de ellos es la limpieza del camino que en algunos lugares deja mucho que desear. El tramo del Pajar del Diablo es uno de los más espectaculares de la Ruta Vadiniense, al paisaje se añade la potencia de un camino milenario engastado en piedras que gritan nuestra historia. A estas alturas del mes de Julio el tramo comprendido entre Valdoré y Crémenes presenta un aspecto deplorable por la hierba que lo cubre y las ramas que lo atraviesan enmascarando los límites del mismo; destacamos la pulcritud de tramo correspondiente al Concejo de Sabero. Por lo tanto y con el debido respeto a las autoridades concejiles mayores y menores que ostentan las necesarias competencias en ese municipio rogamos: -no estaría mal que dejen de hablar tanto de turismo y decidan hacer algo por el mismo-. Un operario, una desbrozadora y dos días bastarían para ahorrarnos el sonrojo que pasamos al recorrer este tramo con las buenas gentes de Navarra; más que entrar a la Montaña Oriental parecía que lo hacían a la Selva del Orinoco. Otros pueblos y ayuntamientos de León y el resto de España se matarían por tener un camino de Santiago que los recorra de Norte a Sur. Qué ocurre en la Montaña de Riaño donde los políticos que nos representan democráticamente  aún no son conscientes de la riqueza de su patrimonio, en este caso un camino de vital importancia pues vertebra el turismo senderista y conchero comarcal que atraviesa seis municipios y además nos hermana con la Comunidad Autónoma de Cantabria.

 En el Puente de Mercadillo (Sorriba del Esla) impresionados por la cordillera que se vislumbra tras la mole de Peñacorada y Pico Moro se explicó a los peregrinos que comenzaban los tramos más señeros de la Ruta Vadiniense por las asperezas de nuestros montes. (Foto: Siro Sanz)
 El tramo del Pajar del Diablo uno de los más espectaculares de la Ruta Vadiniense que discurre por el Ayuntamiento de Crémenes, al fondo la mole de Las Pintas. En la foto inferior La Entrecisa uno de los monumentos romanos más importantes de la Montaña. Crémenes ostenta uno de los patrimonios históricos más importantes y desconocidos de la Montaña Oriental Leonesa (Fotos: Siro Sanz)

jueves, 2 de mayo de 2019

CONFERENCIA. INSTITUTO BÍBLICO Y ORIENTAL SEDE DE CISTIERNA. VIERNES 3 DE MAYO 19:30 C/ FRANCISCO VALBUENA

La toponimia censurada con frecuencia, resulta imprescindible a cierto nivel como auxiliar de la Historia. A lo largo del imperio los nombres latinos cristalizan por el status de los imperantes. La llegada del Cristianismo no podrá soslayar del todo los nombres del culto romano. A menudo se rebautiza y no se rechaza lo pagano sobre todo en lugares menos cultos y apartados. A Marte lo cristianiza S. Martín; Santa Marina; San Mamés; San Marcial. (Foto Siro Sanz:  Imponente entrada al valle de Santa Marina en Peñacorada-Cistierna)

martes, 2 de abril de 2019

INSTITUTO BÍBLICO Y ORIENTAL. CONFERENCIAS 5 Y 6 DE ABRIL. SEDE DE LA MONTAÑA.










 El P. Martino después de muchos años de intensa entrega a la investigación hace balance de sus conclusiones deshaciendo innumerables equívocos difundidos como auténticos dogmas por algunos académicos. (Picos de Ur-Apa. Foto Siro Sanz)


Ante la feroz persecución de la brujería y las brujas en el Norte de Europa, sobre todo después de la reforma protestante, España y el Santo Oficio siempre mantuvieron ciertas cautelas y se mostraron en extremo PRUDENTES a la hora de entender  juzgar y determinar estos casos. (Foto: Aquelarre, Francisco de Goya y Lucientes)