Translate

domingo, 2 de junio de 2013

EL OSO PARDO EN EL INTERFLUVIO ESLA-CEA


IDENTIFICACIÓN DE LOS TOPÓNIMOS SITUADOS ENTRE CISTIERNA Y VILLAPADIERNA. LIBRO DE LA MONTERÍA DE ALFONSO XI

Siro Sanz García

El Libro de la Montería de Alfonso XI, es un documento inestimable para conocer la expansión del plantígrado hace 700 años. Sabemos en tiempos recientes  que atraviesa esporádicamente el macizo de Peñacorada en dirección al Sur, para dirigirse a  los montes comprendidos entre el Esla y el Cea. En Robledo de la Guzpeña ya lo observaban a principios del siglo XX cuando pasaba en el otoño por la Horcada; es esta una collada que comunica la falda Norte del macizo de Peñacorada, con las tierras bajas situadas al Sur de la Peña.
El interfluvio Cea-Esla se constituye como una extensión montuosa amesetada que se eleva entre los dos ríos citados. En ella resiste como testimonio del bosque que predominaba en los tiempos medievales: el roble y  la encina. Entre los pinos de las repoblaciones de  mediados del siglo pasado, medran manchas de robledal maduro; entre Almanza y Corcos se conservan los de mayor porte, alguno de ellos con más de cinco siglos a sus espaldas. El párrafo que analizamos a continuación contiene una serie de topónimos que identificamos en la actualidad, aunque algo modificados por el paso del tiempo y, los que hacen los mapas, que muchas veces corrigen por lo culto lo que la tradición ha conservado oralmente; ¡anda por ahí cada mapa!.  El Monte del Moro es buen monte de oso et de puerco en ivierno et en verano, et son las vocerías la una desde la casa de Vega de Ferreros  et la otra por Rioseco , et la otra en la Carrera Vieja que va de Mercadiello a Laguna. Et son las armadas en la laguna de Villapadierna".
 El topónimo Monte Moro se conserva actualmente como Roble Moro, una gran mancha de roble y pino de  repoblación entre el Valle de las Casas al Este y Vidanes al Oeste. Vega de Ferreros lo identificamos con Herreros en el municipio de Cubillas de Rueda. Ríoseco recibe hoy el nombre de  Reguero Seco un arroyo que da nombre al valle ubicado entre Vidanes y Sorriba. Este valle comunica por camino antiguo  la cuenca  del Cea con la del Esla. La Laguna de Villapadierna  es la que sigue llamandose Laguna de Villapadierna, situada a dos Kilómetros al Este del pueblo de Villapadierna perteneciente al municipio de Cubillas de Rueda. La carrera vieja de Mercadillo no es otra que la antigua calzada romana del Esla, recibía aquí el nombre del Puente de Mercadillo, donde confluían los caminos más importantes de la comarca. Se azuzaba al oso y se le dirigía de Sur a Norte entre Herreros y Reguero Seco, para coparle en las armadas situadas en la Laguna de Villapadierna, donde se mataba al animal. 
La población de oso pardo tan mermada en la Montaña Oriental, regresa por lo tanto a los lugares que siempre habitó. Ojalá el oso y el hombre que aún pueblan estas montañas, ambos en peligro de extinción, tengan una posibilidad de futuro, la existencia de nuestro achacoso abuelo de cuatro patas depende del respeto hacia el ecosistema que lo mantiene y de una concepción de la vida más modesta, libre de la avaricia que todo lo acaba. Por el valle de Reguero Seco que aparece abajo en la fotografía sigue proyectado un tramo de la criminal línea de alta tensión Sama- Velilla.
.
Monte Moro hoy Roble Moro entre el Cea y Esla (Cistierna –Cebanico- El Valle de las Casas-Vidanes). "Buen monte de oso en invierno y en verano". Por el fondo del valle, donde los chopos, discurre el arroyo llamado Reguero Seco, en el Libro de la Montería Río Seco. Sobre el pinar de un verde más oscuro,  vemos una gran mancha de roble. 


Desde Peñacorada, vista de las tierras altas entre el Cea-Esla. (Foto: Siro Sanz)

En  primer término ruinas de los corrales de Robledo de la Guzpeña. Al fondo la collada denominada Horcada de Robledo, paso que comunica la cara Norte de Peñacorada con la del Sur, antiguo cordel de merinas. Distinguimos a la derecha de la imagen el encinar de los Serrones, y a la izquierda un robledal maduro, por aquí pasara si Dios no lo remedia la línea de alta tensión Sama-Velilla. (Foto: Siro Sanz)

Detalle del paso denominado: Horcada de Robledo, un portón tallado en la pura roca. (Foto: Siro Sanz)

10 comentarios:

  1. ¡Las tierras de mis antepasados los Diez y los Balbuena de Carande y Horcadas! Crecí escuchando hablar de estos paisajes a mis abuelos...

    ResponderEliminar
  2. Valbuena: apellido de hidalgos que siempre honraron a la Montaña Oriental Leonesa

    ResponderEliminar
  3. Mi bisabuela: María Valbuena Burdiel, era del Valle de las Casas. Siempre lo escribió con V. Aunque mucha gente de la montaña que tiene ese apellido lo hace también con B.
    Paz y salud a los argentinos.
    Siro

    ResponderEliminar
  4. Mi abuela Anunciación Balbuena era de Horcadas, y algunos de sus sobrinos (hermanos entre si) eran con V y otros con B, por lo que en la familia acá se estimaba que era según el parroco que hiciera la fé de bautismo...

    ResponderEliminar
  5. Sobre la B y V de dicho apellido existen otras consideraciones. Bal puede venir de Pal que en la lengua prerromana céltica que bautizó toda la comarca hace más de 2000 años, significa agua. Pal significaba en esa lengua: verter, fluir y en latín dio Palus (laguna); Pluo (llover) y aun Pleo (llenar). En castellano el paso de P a B esta perfectamente documentado. Ejemplos de este hidrónimo en la región son: Pal-antia(Palencia); rio Ro-bal cabecera de arroyos entre Liebana y Poblaciones, Valdelafuente en León, fuente pero no "valle". Por lo tanto el significado de Balbuena como valle bueno, que por cierto ni siquiera concuerda, tiene otras vías de aclaración.
    Horcadas ha dado muy buenos luchadores de lucha leonesa durante el siglo que pasó.

    ResponderEliminar
  6. Existen documentos que citan que Felipe III acudió el 28 de enero de 1602 a cazar al monte de Riocamba de Cea y Valdavida siendo muy fructífera la jornada , en libros del archivo del monasterio de Sahagun cita que el rey Alfonso VI cazaba osos en las majadas de Redibusto del concejo de Valdavida ,recientemente el oso visita regularmente nuestro robledal y colmenares

    ResponderEliminar
  7. Muy buena aportación Motri, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Muy interesantes las informaciones contenidas en estas lineas sobre esa zona, de la que acabo de regresar hace un par de semanas.
    Soy catalán, de Barcelona, pero mi padre es de Santa Olaja de la Acción (curioso nombre) al lado mismo del Valle de las Casas. Este año nuestra asa cumplió 100 años, la hizo mi abuelo, y nos hemos reunido 40 personas, nietos, bisnietos y algún tataranieto de la tía Vicenta, mi abuela, a celebrarlo. A pocosmetros de la casa, llegando al Valle, esta el bosque de la Jana (otro curioso nombre) justo al empezar el monte del que se habla aquí y del que ignoraba el nombre. Cuantas veces no me habré parado , viniendo de Cistierna, a contemplar la misma panorámica de la foto que ilustra el texto sobre este monte. Gracias por los artículos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acción no es más que la evolución de "Ceión", como se llamaba esta comarca en la Edad Media, viene a significar "tierra del Cea". Así a Santaolaja se la llamaba Santa Eulalia de Ceion. Jana viene de Fana, los templos del paganismo ubicados en lo alto de los montes, es un nombre muy corriente en el Noroeste de España.
      Gracias a usted por leer los artículos.

      Eliminar