Translate

domingo, 13 de abril de 2014

ROMANCE DE LA LOBA PARDA. RECOGIDO A PRINCIPIOS DE LOS AÑOS OCHENTA EN ROBLEDO DE LA GUZPEÑA DE AURORA GARCÍA DEL BLANCO


Lo recibí de mi tía abuela materna  Aurora García del Blanco, de Robledo de la Guzpeña, y ella de mi bisabuela materna Felisa del Blanco Fernández de la Mata de Monteagudo y ésta de su madre Toribia Fernández de Ferreras del Puerto, recordado también por mi otra tía Eusebia Tejerina Valbuena de la Llama de la Guzpeña.

Estando yo en la mi puerta  pintando la mi cayada

Las cabriellas altas iban  la luna abajada

Vide bajar  cinco lobus por una escura cañada

Venían echando suertes cuál entrará a la mi majada

Le tocó a una loba vieja, tuerta cana y parda

 tenía los colmillos como puntas de navaja.

Siete vueltas dio al corral  y no pudo coger nada

 La última vuelta que dio apañó la borrega blanca

hija de la oveja churra, nieta de la orejicortada

La que los mis padres tenían para el día de la pascua

¡aquí mis siete mastines, aquí la mi perra galana

 cogeime la loba parda!

 Si me la cogéis comeréis  leche y jogaza

Y si no me la cogéis comeréis de la mi callada

Anduvieron siete leguas no podían alcanzaila

Al cabo de cinco leguas las uñas se esmigajaban

Y al cabo de otras cinco leguas cogieron la loba parda

¡aquí tenéis la vuestra oveja, pura blanca como estaba!

no queremos la nuestra oveja de la tu boca babayada

quereimos la tu pelleja, pal pastor una zamarra

de las piernas unas zajonas, de los brazus unas mangas

de la cabeza un zurrón pa metei las cucharas

y de las tripas rabeles, pa que dancen las damas

 Siesta del mastín de la tía Goya en Robledo de la Guzpeña. (Foto: Siro Sanz)

Robledo de la Guzpeña, bajo la sagrada montaña de Peñacorada, patria chica de Dovidero príncipe de los cántabros. (Foto: Siro Sanz)

No hay comentarios:

Publicar un comentario