Translate

martes, 7 de abril de 2015

PACO GONZALEZ FERRERAS UN CISTERNIEGO DE PRO. Siro Sanz





El pasado día 12 de febrero, recibía el cisterniego Francisco Gonzalez Ferreras en la Fundación Sierra Pambley de León el nombramiento de Socio de Honor de la asociación Promonumenta, una organización que lucha y vela por el patrimonio leonés tan olvidado incluso por aquellos que tienen la potestad de su preservación, también procuran año tras año que se reconozca a los leoneses más ilustres en el ámbito de las artes, letras e investigación. Podemos afirmar que sin la meritoria labor desplegada por Promonumenta y sus socios, algunos de los restos romanos más notables aparecidos en los últimos 15 años en León y sus cercanías ya habrían pasado a mejor vida.  
Unos meses antes, la investigadora del Ramo Leonés Doña Loli Rodil, se puso en contacto conmigo para solicitar el apoyo de la Asociación Ruta Vadiniense en vistas a la promoción de nuestro paisano al merecido honor, reunidos todos los socios en concejo se acordó por unanimidad asistir a Loli en su noble empeño.  El dicho: “Nadie es profeta en su tierra”, no se puede aplicar a Paco. En Agosto de 2014 ya había recibido  un sentido y justo homenaje en su pueblo natal, Cistierna, al que regresa siempre que puede acompañado de su abnegada esposa Pura. El evento fue organizado por la Asociación Ruta Vadiniense, Camino de Santiago con el deseo de reconocer a este insigne cisterniego, el hacer siempre gala de sus orígenes y llevar el nombre de Cistierna allí donde ha expuesto, que es por toda la geografía española. Aquel sencillo acto se desarrolló en la Iglesia de Santa María de Cistierna, algo que Paco agradeció enormemente, pues en ese antiguo templo un día de 1931 fue cristianado. Se inicia en la carpintería en Cistierna, muchas familias aún muestran con orgullo los muebles de dormitorios y comedores realizados por sus hábiles manos. En Cistierna Paco fue muy aficionado al esquí, subía a la inmediata Campera Mateo o la más alejada Collada de los Ratones en Peñacorada, donde practicaba con todos los mozos que esquís tenían, cosa rara en aquellos tiempos, un deporte exótico y alejado de las posibilidades económicas de la mayoría. Cuenta mi padre, que Paco fabricaba sus propios esquíes y en ocasiones lo hacía para los compañeros menos pudientes. En verano surcaba las aguas del Esla sobre una canoa calafateada con grasas de los vagones del ferrocarril de la Robla. A los 16 años realizó la primera maqueta de la Catedral de León. Desde entonces todos los estilos y épocas arquitectónicas han quedado reflejados por este artista: Prerrománico Asturiano, Mozárabe, Románico del Camino de Santiago, Gótico. Espléndidas maquetas de la Catedral de León y la de Santiago. Todas ellas salidas de una mente prodigiosa, que antes de coger la gubia, estudiaba, meditaba y realizaba un concienzudo trabajo de campo para conocer las medidas exactas de los edificios, escudriñando en su misterio y en la mente de los primigenios arquitectos y artesanos medievales de la piedra. Descubre también las dificultades de los antiguos para levantar esos edificios al pasarlos a una escala infinitamente inferior. La labor de difusión del arte que ha hecho este artista es impagable. Si un cataclismo hiciese desaparecer todas las obras antes descritas y se conservasen solo las maquetas de Paco, sería posible su reconstrucción al detalle, pues, esas obras a escala recrean no solo el exterior de los edificios, también el interior con todo detalle y precisión. Sus obras no solo tienen un valor como obras de arte, que lo son; tienen un mérito espiritual pues transmiten siglos de sentir religioso y reflexiones metafísicas. Y algo de poder espiritual tienen; su contemplación nos otorga felicidad y sosiego al admirar las bellas proporciones de unos edificios nacidos de tradiciones milenarias que pretendían fijar en lo material el orden divino. Por eso mismo, Paco no puede ser un simple artesano, sus obras trascienden lo puramente material, trascienden el valor de la imagen hacia la contemplación de lo intangible.
Cistierna puede estar orgullosa de paisano tan ilustre. ¡Enhorabuena Paco!

Personas consultadas:
D. Julian Prieto. (Biógrafo de Paco)
D. Siro Sanz Sagüillo



 El presidente de Promonumenta Nino, hace entrega a Paco ferreras del galardón. (Foto: Ramón Gutierrez)
 Paco junto a la maqueta de la Catedral de León. (Foto: Loli Rodil)

Maqueta del Palacio de los Guzmanes. (Foto: Loli Rodil)

Maqueta de Santa María del Naranco. (Foto: Loli Rodil)

1 comentario:

  1. Me uno al homenaje que supone este escrito y sus fotos. Me alegro de la nueva plantilla de tu blog, que con su color blanco facilita la lectura.

    ResponderEliminar